Inicio / Artículos de divulgación científica / ¿Qué tan justo es el ‘Comercio justo’ en la pesca?

¿Qué tan justo es el ‘Comercio justo’ en la pesca?

La investigación del profesor Anand Asthana explora el término Comercio Justo dentro de la industria pesquera, y sus correctas prácticas en un mercado cada vez más competitivo.

Comparte este artículo en

¿Qué tan justo es el 'Comercio justo' en la pesca?

Autoría

Palabras clave

Pesca, Comercio Justo, Empresa Social, Sostenibilidad

En el mar alrededor de los arrecifes de Enewetak y Bikini, Estados Unidos lanzó 66 bombas nucleares, devastando los ecosistemas locales. Sin embargo, los peces de arrecife se recuperaron por completo cuatro décadas después. Hoy en día, las pesquerías se enfrentan a una sobrepesca selectiva y a un cambio ambiental que son peores que una guerra nuclear. La capacidad de la fauna marina para recuperarse naturalmente ahora puede verse detenida por la sobrepesca selectiva, acidificación y anoxia.

Esta catástrofe inminente es importante porque el comercio internacional de productos de la pesca y la acuicultura genera más de 170 000 millones de USD al año, con una producción total de 184 000 millones de USD al año. Lo que es más importante, es el sustento de más de quinientos millones de personas, quienes dependen principalmente de la pesca y la acuicultura.

La inclusión de los problemas sociales a esta industria es un desarrollo reciente en este tema. Se busca garantizar que a los pescadores y trabajadores de la pesca se les pague un precio justo por sus capturas, que sus condiciones de trabajo sean seguras y dignas, y que la pesca se realice de manera sostenible. Para abordar preocupaciones sociales y ecológicas complejas, la cooperación intersectorial, la participación de empresas, organizaciones voluntarias y científicos ha aumentado recientemente en las cadenas de valor mundiales de la industria pesquera. Con esta asociación, la sostenibilidad se convierte en algo más que un palabra de moda.

Con la capacidad de crear prácticas sostenibles unificadas y las economías de escala necesarias para efectuar un cambio significativo, el Comercio Justo (Fair trade, en inglés) en la pesca proporciona un mecanismo para aumentar la concienciación de los consumidores y productores de productos que están certificados conforme a los estándares de sostenibilidad ambiental y social. La combinación de varias características en la pesca de captura las hace analítica e intelectualmente complejas.

Los peces son un móvil, recurso renovable pero finito. Los derechos para capturar una especie de pez específica en áreas designadas han sido influenciados en una variedad de formas contingentes por la ecología, el comercio, la ley y la economía política. En 1945, Estados Unidos declaró la soberanía sobre la plataforma continental y Chile, Ecuador y Perú siguieron su ejemplo El derecho internacional reconoció la autoridad estatal sobre las zonas económicas hasta 200 millas náuticas cuando la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar se adoptó en 1982. La cuota individual transferible es una estrategia popular utilizada hoy en día para crear derechos sobre cantidades definidas de pesquerías. Los expertos en pesca evalúan las poblaciones de peces no capturados, intentan pronosticar futuras poblaciones de peces y determinar un rendimiento sostenible utilizando datos incompletos sobre las capturas de los barcos de pesca.

Pocos países realizan una evaluación científica exhaustiva para desarrollar políticas de gestión, y aún menos cuentan con procesos participativos y transparentes para traducir las recomendaciones científicas en políticas de Estado. Las sugerencias para un cambio en la gobernabilidad han requerido nuevas herramientas políticas para reemplazar los métodos convencionales de mando y control, así como un papel más importante para la sociedad civil, en particular de voluntarios y organizaciones no gubernamentales (ONG), en la gestión del medio ambiente.

Ejemplos de las diversas funciones que desempeñan los proyectos con Estándares Voluntarios de Sostenibilidad (VSS, por sus siglas en inglés) son: una función reguladora que implica establecer las normas, complementada con un control y cumplimiento efectivos por parte de los organismos asociados; una función de adecuación que llevan a cabo las ONG y los movimientos sociales que promueven la adopción de las normas, a menudo en conjunto con los organismos de etiquetado; y una función de facilitación del comercio que abarca la práctica real del comercio entre actores a lo largo de las cadenas de valor de productos desde los productores en la parte inferior de la cadena hasta los exportadores, procesadores, importadores, mayoristas y distribuidores hasta los minoristas en la parte superior de la cadena.

Hay argumentos convincentes en contra de las afirmaciones de que el Comercio Justo corrige las injusticias y desigualdades del comercio convencional a favor de los productores y trabajadores marginados, que garantiza que los productores tengan un ingreso estable al protegerlos de la volatilidad de los precios del mercado y que casi todos los consumidores premium pagan por los beneficios del Fairtrade de los productores.

El Comercio Justo debe ser visto como un canal comercial alternativo de nicho que funciona dentro del libre mercado y proporciona a su público objetivo algunos beneficios que son más o menos comparables a los de otras alternativas comerciales, en canales que operan dentro del mismo mercado. Aunque los objetivos de Fairtrade y las empresas sociales se superponen, un análisis crítico de prácticas revela que tratar el Comercio Justo como un caso de libro de texto del término ‘empresa social’, diluiría su significado social.

DATO: Este artículo se basta en la investigación How fair is Fair Trade in fisheries?, realizada por Anand Asthana, profesor einvestigador de CENTRUM PUCP y Naresh Charan, investigador y consultor independiente.

Puedes leer más publicaciones sobre el Centro de Investigación para la Educación en Negocios

Buscador